Los fans de cada deporte de liga han visto muchos momentos de los cuales estar orgullosos pero también han visto fracasos. La NFL no es nada distinto. Por todos los jugadores de fútbol que conocemos, hay un montón de otros más que fracasaron. Algunos de ellos son conocidos, pero otros lograron permanecer en secreto. Las razones de sus fracasos son varias, desde lesiones a problemas personales. En este artículo, hemos seleccionado los top 5 fracasos en la historia de NFL.

5. El Diamante Bruto – Derrick Harvey

Oriundo de la Universidad de Florida, Derrick Harvey fue considerado una futura estrella de fútbol. Sin embargo, le faltaba mucha experiencia – había jugado fútbol por solo 5 años en la secundaria y en la universidad antes de ser seleccionado por los Jacksonville Jaguars como octavo general después de la primera ronda en el reclutamiento de NFL de 2008. En esa época, muchos scouts lo cuestionaron a él y a su motivación por jugar.

Bueno, los scouts estaban en los cierto en ser escépticos sobre su falta de experiencia y habilidades. Durante su temporada como novato, jugó bien pero no lo suficiente considerando que los Jaguars perdieron dos selecciones de tercera ronda y una cuarta ronda de selección para obtener a Harvey.

Los Jacksonville Jaguars redujeron a Harvey luego de su tercer temporada con ellos. Registró 52 partidos, 32 de los cuales él comenzó, y 8 capturas.

Derrick Harvey algún tiene posibilidades de triunfar en el fútbol. Veremos qué le depara el futuro.

4. Caídas inesperadas par el buen coordinador de Mano-Vista Troy Williamson

En 2005 los Minnesota Vikings se enfrentaron con la necesidad de encontrar un receptor abierto que pudiera reemplazar al legendario Randy Moss. Troy Williamson fue la séptima elección general de la primera ronda de selección. Sus registros universitarios de Carolina del Sur eran muy ambiguos – algunos de ellos afirmaban que tenía una excelente coordinación de mano-vista, otros revelaban que intentaba evitar el contacto y que no era muy efectivo en el juego.

Teniendo en cuenta estos hechos, la elección de los Viking era riesgosa y muy pronto se arrepintieron de ello. No llegó a atrapar el 50% de sus objetivos. De hecho sus caídas eran tan decepcionantes que él empezó a culparlos de tener mala vista. Los Jets estaban contento de intercambiarlo por un precio incluso más bajo a los Jacksonville Jaguars.

En general, por sus 5 temporadas en NFL registró 87 recepciones, 1.131 yardas y cuatro touchdowns. Los Jaguars le dieron su fin en 2010.

3. Tres temporadas con los New York Jets y ni una Sola Captura por Vernon Gholston

Así como Jason Smith, Vernon Gholston también era más que prometedor para la posición de apoyador en los New York Jets. Estaban impresionados no solo por sus características físicas – una combinación perfecta de tamaño, rapidez, y extremidades largas pero también por sus antecedentes en la secundaria y en la universidad.

En la secundaria logró registrar 75 placajes, incluyendo 6 capturas como apoyador. Luego, jugando para la Universidad del Estado de Ohio, completó un total de 87 placajes, incluyendo 22,5 capturas, lo cual lo clasificó sexto en la historia de la universidad.

Después de su carrera clamorosa, los New York Jets estaban entusiasmados por tenerlo en el reclutamiento de la NFL de 2008. Firmó un contrato por 5 años con ellos por $32 millones. Durante su primer temporada, registró solo 13 tackles, 5 solo. En 2009 terminó con 17 tackles. Después de 2009 se le pidió cambiar de posición de apoyador a ala defensivo. Fue dado de baja por los Jets en 2011 y nunca más jugó en NFL desde entonces.

2. ¿Qué pasó con la prometedora estrella universitaria Jason Smith?

El caso del próximo en la lista es mucho más distinto que aquel de JaMarcus Russell. Al menos este tenía las ganas de ganar y triunfar. Jason Smith creció en uno de los barrios ‘malos’ de Dallas, afectado por crimen y drogas. Sin embargo, su trabajo duro y ambición lo ayudaron a salir de allí y alcanzar las estrellas. Como adolescente jugó al fútbol, basquetbol, trabajó medio tiempo en una tienda de mascotas, tenía buenas notas en la escuela e incluso llevó a cabo su propio negocio de cortacésped.

Todo lo mencionado arriba revelan el carácter fuerte de Smith y explica por qué recibió excelentes referencias de sus entrenadores de la Universidad de Baylor cuando estuvo a punto de unirse a los St Louis Rams en el reclutamiento NFL de 2009. Dado que Jason Smith tenía todo lo que necesitaba para volverse un jugador de fútbol exitosos, excepto por experiencia en el estilo NFL, el manager general de los Rams, Davaney no tuvo otra opción que firmar un contrato con él por la posición de línea ofensiva número 2.

Sin embargo, Devaney muy pronto estuvo decepcionado por su elección ya que Smith parecía ser malo protegiendo y bloqueando. En entrevistas con la prensa, Davaney dijo que Smith era un chico totalmente distinto a lo que los entrenadores de Baylor habían descripto. Smith comenzó solo 26 jugadas con los Rams en 3 temporadas.

1. El talentoso Chico Fiestero – JaMarcus Russell

Con su brazo fuerte y extremadamente rápido juego de pies, el mariscal de campo JaMarcus Russell parecía ser un sueño para cada equipo. Es por esto que llamó la atención de los Oakland Raiders para el reclutamiento de 2007. Era muy habilidoso y talentoso pero había algo que los Raiders no vieron cuando lo observaban – la falta de motivación real para el juego. Firmaron un contrato por un gran monto de dinero – $61 millones pero pronto se arrepintieron de haber hecho esto.

Debemos admitir que su temporada de 2008 no fue tan malo – logró completar 53,8 de sus pases, 13 touchdowns, y 8 intercepciones. Sin embargo, probablemente a su uso excesivo del jarabe Codeína o simplemente la falta de ganas de jugar, sus temporadas de 2007 y 2009 fueron absurdas. Fue liberado en 2009 con un récord 7-18, 18 touchdown, y 23 intercepciones. Impulsado por su pasión por el dinero, Russell intentó entrar NFL denuevo pero todos los equipos se demostraron adversos al riesgo y ninguno quería firmar un contrato con él.

Vous êtes ici : HolyTaco » HolyWow » Top 5 de los fracasos de la NFL